Sharknado (2013)

Hoy, queridos y amados televidentes, nos encontramos ante una de esas rara avis que se vislumbran una sola vez en la vida. Nos encontramos ante la cumbre del cine. Ante la gloria suma del artista. La opera magna del autor. Nos encontramos, si amigos, ante un puto tornado de tiburones.

Hoy: Sharknado!

Sharknado_TV-486222743-large

 

Argumento: Un terrible tornado surgido en el océano. Absorbe y chupa a miles de tiburones que pasaban por allí. Solo a los tiburones. Ni un solo mero, ni siquiera una sardina. Tiburones. Esta mezcla explosiva de ventolera y dientes se dirige a una ciudad. Todos aterrorizados. Nadie puede escapar. Pero, ojo, hay un señor con una sierra mecánica dispuesto a todo…. Argu…que?

Director: El director es Anthony C. Ferrante. Que después de este diamante se marcó la segunda y la tercera parte. Ferrante es socio (socio=colega de porreteo) de The Global Asylum, una productora que se caracteriza precisamente por películas de este tipo. Buenas, buenas.

Reparto: Una piara de desconocidos y Tara Reid, una ex conejita Playboy que pasaba por allí.

Montaje-producción: Sharknado es una TV movie del 2013 de bajo presupuesto. Bajo quizás es quedarse corto. Con un presupuesto de 5 euros y 2 bocatas de chopped.

Fundamental si os gustan las películas plagadas de grandes efectos especiales. Desde los tiburones grabados en acuarios y luego pegados en el cielo, a los tiburones dibujados con el Paint, pasando por explosiones de la risa. Un trabajo visual muy fino.

Me quedaré en concreto con tres escenas:
-Número tres. El agua invisible.
El tornado va acompañado de una gran tromba de agua que facilita el tema tiburón. El caso es que esos miles de litros solo aparecen en algunas escenas. Hay planos en los que la ciudad está completamente inundada, y otros planos en los que aparece seca cual mojama.
-En el número dos, la escena de las bombas.
“Vamos a reventar los tornados con unas bombas caseras art attack”. Las bombas caseras, gracias a una serie de magias, harán que los tornados “exploten” con los tiburones dentro. Si, si. Exploten. Y para rúbrica de oro de la escena, vamos a fabricar mil. Pero solo me llevaré tres. Porque mi puntería es de +500.
-En el número uno, sin duda, la mejor escena. El final. Tiburón cae sobre protagonista. Se lo come. Entero. Todos lloran. Se oye una sierra mecánica. Protagonista sale de su tripa. Solo? No!!! Se trae a la rubia que estaba dentro!!!! Y viva!!! (-Estás bien? -Si, si. Tjo, tjo)

Críticos en pie. Estrella de la fama en Hollywood.

Aaaah Sharknado. Una de esas delicias de chocolate. El Ferrero Rocher del cine. Sabes que son malos bombones, pero aún así los comes y te quedas satisfecho.

Nota final: En modo Boyero, tiene un 1. Pero la verdad es que es tan mala, que supera sus propios defectos.

sharknado-attack
El próximo tornado, tendrá esta pinta…
Advertisements