2001: Odisea del espacio (1968)

A mi me das un pase de gol y te devuelvo una castaña. “2001: Una odisea en el espacio” es una de las obras maestras imprescindibles del cine del siglo XX. Pues yo me quedo dormido. Y no porque estuviera cansado, ni nada de eso. No una vez, ni dos. Si no hasta 4 veces intenté ver esta película sin suerte. Esas musiquitas, esa lentitud, esa falta de ritmo, ese caleidoscopio de colorines… Podría quedarme sopa ahora mismzzzzzzzzzzzzzzzzzz
En fin, que finalmente pude verla entera.

2001

Argumento: La PlayStation influye de manera importante en determinados momentos clave de la humanidad. Pasamos de monos a hombres jugando al Resident Evil, y cuando empezamos a viajar al espacio también nos encontramos jugando en la Play al Final Fantasy.
HAL es un ordenador loco que lleva a nuestros protagonistas a una muerte segura, atraídos por la PlayStation sideral. Bowman escapa corriendo hacia Júpiter. La peli acaba con un video de Alaska y Dinarama versionando a Bom Bom Chip.

Director: El dire es Stanley Kubrick, pero la idea loca sale de su amigo Arthur C. Clarke. Así que a echarle la culpa a ese señor.

Reparto: Keir Dullea (Bowman) y Gary Lockwood (Poole) son los dos astronautas protagonistas. Muy injusto que se olvidaran de ellos en los Oscars de ese año. De hecho, se olvidaron para siempre de ellos. Quizá, la historia era real y esos señores siguen jugando a la Play en Júpiter.
También sale Belén Esteban y toda la tropa de Sálvame al principio de todo.

Producción-Montaje: Lo mejor sin duda es que se llevaron a un fotógrafo profesional. Nada de uno que hace bodas y comuniones. No, no. Uno pro. Y eso se nota. En ocasiones te quedarás mirando embobado la película. Tanto, que acabarás roncando a placer.
Otro apartado curioso es la banda sonora. Un tío que te mete el “Así habla Zaratustra” de Strauss y la música de Ligeti (sin su permiso, off course) se merece ese bocata de salami que le dieron.
Otro puntazo que se lleva es el de los efectos especiales. 2001 marcará el año cero para los que nos gustan las técnicas visuales.
Lástima el guión y todo eso de entretener y tal…

Nota final: Me hubiera gustado darle más nota. Pero me dormí. Y creo que eso me gustó aun más. En algunos apartados (efectos, o fotografía) es de 10, pero el guión hace que le baje a un modesto 6,5. Lo siento fanboys.

2001-710_mx8a
Belén Esteban haciendo un cameo

 

Alien, el octavo pasajero (1979)

Grandes joyas de la ciencia ficción. Alien, el octavo pasajero (1979).
Esta película marcó un antes y un después en la historia del cine de este género. De las imprescindibles, de no dejar de ver y todo eso.

Alien_el_octavo_pasajero-747835256-large

Argumento: Un alienígena muy fiero relleno de moco de gorila radioactivo se cuela dentro de una astronave, mientras Sigourney Weaver busca a su gato.

Director: Ridley Scott. Dirigió también The Martian, Exodus, Prometheus y Blade Runner. De hecho, piensa en una película de ciencia ficción. Así, a pelo….También la dirigió él.

Así es amigos, un alien se cuela en la nave. Nos pone a todos de los nervios. Comete muerte/asesinato horrible a todos los miembros de la tripulación y además va dejando un rastro de mocos tipo miel de play-doh por los pasillos, que eso luego no lo limpias ni con lejía Conejo.
Mientras tanto, Sigourney, guapísima y jovencísima ella, busca a su pesado minino por toda la nave.

Salvando los desastres tipo “deja a ese gato y corre subnormal”, en general es una muy buena película, la mejor de la saga sin duda. Da miedo, da asquete, da intriga y da tensión, a la par que disfrutas de sus efectos especiales y de la sobreactuación de Sigourney Weaver.
Por cierto, ojito al papelón de Ian Holme (si, Bilbo Bolsón) haciendo de ciborg villano.

Nota final: Un 8.

 

original
Hello my baby, hello my honey!!!hello my ragtime gal!